Estrés Necesario

By Lain Ehmann

El estrés es visto por la mayoría de personas como algo que debe ser reducido, sino totalmente erradicado. Sin embargo, cierto nivel de estrés no es solo inevitable sino hasta deseable. “Normalmente pensamos en el estrés como algo negativo, pero es el estrés lo que ha hecho posible el desarrollo de la raza humana,” dice Noah St John, autor de Permiso para Triunfar (Healthcom, 1999) y consultor de Success Clinic. “La única manera de no tener estrés es estando varios metros bajo tierra.”

Aunque existe un equilibrio. The Success Clinic sugiere distinguir entre el estrés necesario y el caos auto-inducido. El estrés necesario es el resultado inevitable de la vida diaria – desempeñar diferentes roles en el hogar y el trabajo, manejando las prioridades y estableciendo y alcanzando metas. Por otro lado, el caos auto-inducido es el resultado directo de sus decisiones y como las maneja – y que se añaden a sus demandas.

El vice presidente de Success Clinic, Denise Berard, comenta que la mayoría de gente exitosa debe batallar contra la tentación constante de sobrecargarse. Existe una supresión implícita, comenta Berard, de que si usted no está ocupado cada segundo, no está haciendo suficiente o no es importante. Como resultado, se siente culpable si se toma un tiempo libre. Aún las horas con la familia o de descanso están llenas con las clases de los niños, responsabilidades como voluntarios, diligencias, ejercitarse y otros más.

Llenar cada rincón y espacio de su calendario personal y profesional con actividades es una receta infalible para “quemarse” y según advierte Berard, el “quemarse” afectará su desempeño laboral. “Muchas veces, las personas piensan que pueden hacer todo cuando surga la necesidad. Por supuesto, eso no es así,” dice St. John.

Una solución es programar espacios libres de nuestras metas o de la tecnología, sugiere Berard. Aproveche su hora de almuerzo para alejarse de la oficina y dar un paseo rápido o relajarse con una taza de café y una revista. Declare su hora de la cena como sagrada. Apague su celular y tómese el tiempo para reconectarse con su familia.

Otra sugerencia es hablar con las personas que lo rodean sobre sus prioridades. Usted tal vez piensa que para su personal de ventas las reuniones de ventas semanales son valiosas, cuando, en realidad, ellos prefieren estar llamando a los clientes. Asimismo, usted puede asumir que a sus hijos les encanta las lecciones de natación cuando, en realidad, ellos preferirían estar en casa jugando básquet con usted. Tome en cuenta los deseos y sugerencias de otros y haga un reajuste consecuente.

De igual manera, sea claro en sus metas a corto y largo plazo, tanto personales como profesionales. Luego, evalúe sus actividades en términos de lo bien que ello contribuye a esas metas. Debe encontrar que todos los temas que colocó en la columna de prioridades, en realidad pueden sacrificarse. Si usted revisa lo que realmente es necesario, dice Berard, “tendrá paz mental – un equilibrio que se extiende a toda área de su vida.”

Para mas información, sírvase ingresar a www.succersclinic.com