Los expedientes X: Sobrevivir a la próxima epidemia social

By Heather Baldwin

En una reciente conferencia, Malcolm Gladwell, autor del éxito editorial The Tipping Point (Back Bay Books, 2000) [La frontera del éxito: cómo pequeños detalles provocan grandes diferencias], presentó sus reflexiones sobre la próxima coyuntura clave en los negocios – la epidemia social – que se producirá con la baja masiva de los "baby boomers" (los nacidos después que terminó la 2da. Guerra Mundial) de las plantillas de personal. Además, Gladwell sugirió que las compañías que han establecido relaciones sólidas con sus empleados de la Generación X (los ‘GX’) – aquellos nacidos entre 1961 y 1981 – serán las compañías que superen exitosamente la ola de retiros. ¡Parece que dio en el clavo!

Hay una diferencia abismal entre los baby boomers y los GX. Los boomers permanecen toda la vida en un mismo puesto, si éste cubre sus necesidades de seguridad económica, mientras que los trabajadores de la Generación X, en edades entre 20 años y 29 años, generalmente permanecen en un puesto sólo un poco más de 1 año, según los resultados de un sondeo realizado por las investigadoras Charlotte y Laura Shelton. A los boomers los motiva el dinero y la jerarquía; los GX, en cambio, desean entablar relaciones laborales firmes y un buen balance entre vida personal y trabajo. Si usted como gerente ha tenido boomers en su equipo durante mucho tiempo, es el momento de diseñar un buen ambiente laboral para la Generación X. ¿Cómo? Concéntrese inicialmente en cuatro puntos, dice Charlotte Shelton, entrenadora y consultora de WiseWork y coautora, junto con su hija, de The NeXt Revolution (Davies– Black, 2005) [La PróXima Revolución]. En el sondeo realizado por las Shelton en el año 2003, dirigido a los trabajadores GX, los encuestados consideran que estos cuatro factores son los más importantes en su lugar de trabajo:

1. Relaciones positivas con sus supervisores. Los GX quieren sentir que se los escucha y se los toma en serio, quieren sentir que pueden hablar con sus gerentes en cualquier momento y por cualquier motivo y quieren que sus gerentes les digan la verdad. Andy Pearson, Director Ejecutivo de Tricon Restaurants, que incluye cadenas como Pizza Hut, Taco Bell y KFC, solía viajar para recorrer sus restaurantes y dar discursos para la motivación de los empleados. hasta que advirtió que esas visitas eran un horror para los empleados porque él repetía lo mismo una y otra vez. Ahora, pasa medio día trabajando en las cocinas, mostrándoles a los empleados formas nuevas y más eficientes de hacer las cosas. Él utiliza el poder de las relaciones para inspirar los cambios. Como gerente de ventas usted puede usar las mismas técnicas: Salga de lo habitual y muéstreles a sus representantes de ventas las nuevas técnicas en el terreno práctico, en vez de llevarlos a la sala de conferencias y hacer una descripción teórica. Usted estará fortaleciendo su vínculo con ellos y construyendo su credibilidad de un solo tiro.

2. Relaciones positivas con los compañeros. Las autoras encontraron que tener un “mejor amigo” es una de las 12 claves para la satisfacción laboral y para un excelente desempeño en los GX. Es difícil ser facilitador en los ambientes de ventas donde los representantes nunca pueden tener un respiro, pero usted puede experimentar enviando a sus representantes a trabajar de a dos, como equipo que trabaja conjuntamente para sus clientes; así lo hizo un ex– empleador de Charlotte Shelton. O puede instalar una tradición anual, algo inusitado que logre unir al equipo. Por ejemplo, en el Día de Acción de Gracias, los empleados de Lexington Hyatt Regency compiten en equipos en un torneo de bowling usando pavos congelados como bolos. A los empleados les encanta y lo comentan todo el año.

3. Trabajo interesante. Los GX quieren mucha variedad y retos; odian la monotonía. Así, usted puede rotar a sus empleados de la Generación X en diferentes líneas de producción y territorios. Si es una empresa multinacional, ofrézcales la oportunidad de trabajar en otras oficinas alrededor del mundo. TGI Friday’s tiene un Programa Pasaporte que ofrece a cada empleado – desde el lavaplatos al gerente – la oportunidad de trabajar en un restaurante TGI Friday’s en cualquier parte del mundo durante un año. La política ha resultado buena, no solamente para retener empleados de la Generación X sino para la contratación de nuevos empleados.

4. Oportunidades para el aprendizaje. ¿Piensa que su retención de empleados es baja? Doug y Carolyn Bell, dueños de 48 peluquerías SuperCuts, tenían un 75% de deserción laboral, y querían hacer algo al respecto. ¿Qué solución hallaron? Crearon programas de entrenamiento para sus empleados no sólo en diseño de peinados y color sino también para manejar sus propias empresas. En los primeros 18 meses de estos talleres, las renuncias bajaron al 45%. “Los GX desarrollan gran lealtad y dedicación hacia los gerentes que se toman el tiempo de entrenarlos”, dice Shelton. Y el entrenamiento no tiene necesariamente que estar relacionado con el trabajo concreto. Ayude a sus representantes a obtener un MBA, instrúyalos acerca del nuevo software, ayúdelos a aprender un nuevo idioma, el apetito de aprender y crecer de sus GX es insaciable. Aliméntelos y se quedarán en la compañía.