Escriba ahora

By Heather Baldwin

¿Le suena conocido? Tiene que enviar un mensaje importante por e-mail a un cliente grande, se dispone a hacerlo, se sienta y mira la pantalla de la computadora. Mira fijamente esa pantalla y al final empieza a escribir. Después borra lo que escribió, se sirve un café y empieza de nuevo. Sin que lo note, pasó una hora y a lo mejor sólo tiene una buena oración. Sue Hershkowitz-Coore, autora de Power Sales Writing (McGraw-Hill, 2003) dice que éste es un problema común y que el origen del mismo es no tener un plan para escribir. Para escribir más rápido, con claridad y de forma convincente, siga los tres pasos del proceso que ella propone cada vez que tenga que poner algo por escrito.

1. Haga un borrador. Este paso lo ayuda a concentrarse en lo que tiene que decir, antes de comenzar a redactar. Exige que usted responda las siguientes cuatro preguntas: ¿Por qué estoy escribiendo? ¿Qué quiero decir? ¿Qué quiero lograr o qué motivación tengo para escribir? ¿Cuál es el paso siguiente y quién lo va a dar? Claro que son preguntas sencillas, pero lo obligan a entender por qué escribe y qué quiere lograr al escribir. Escriba las preguntas, remítase a ellas con frecuencia y se ahorrará horas de borrar todo y empezar de nuevo frente a la pantalla. “Hacer un borrador ayuda a escribir de forma más convincente porque uno comienza con una idea clara del objetivo del documento”, afirma Hershkowitz-Coore. “Cuando usted sabe adónde va y cómo quiere llegar allí, tiene más posibilidades de llegar a destino.”

2. Escriba. Ahora que sabe lo que quiere lograr con la carta o mensaje, siéntese y empiece a escribir. No sea crítico de lo que le sale. Quite de su cabeza la parte analítica, esa parte que le dice: borra eso, no sirve; cámbialo; esa no es la palabra correcta. Siga avanzando con sus palabras, no importa. Si no le sale la palabra exacta que quiere, escriba PALABRA o use un montón de símbolos y siga. “No pierda el tiempo tratando de pensar en la palabra perfecta durante la etapa creativa. La etapa creativa es para crear”, dice la autora.

3. Revise. Ahora es cuando puede liberar esa parte analítica de su cerebro y ponerla a trabajar. Lea lo que acaba de escribir. ¿Cumple su objetivo? ¿Su mensaje es claro? ¿Le gusta el tono? ¿Llega de manera pulida y profesional? Esta es la etapa en que puede cambiar palabras, mover oraciones, ajustar un párrafo inconexo y verificar la ortografía y la gramática. Con estas revisiones, usted transforma un burdo borrador de sus pensamientos en un mensaje claro y coherente.

¿Desea saber más? Visite www.speakersue.com